Sánchez Cárdenas descarga impotencia y rabia contra población que no acata medidas y realiza fiestas a pesar del coronavirus; advierte serán tomadas medidas más drásticas

Santo Domingo.- El ministro de Salud Pública, Rafael Sánchez Cárdenas, rechazó que sea responsabilidad de las autoridades el crecimiento de contagios de coronavirus, y lo atribuyó a una indisciplina social de la población.
Sánchez Cárdenas, en tono molesto, informó que se podrían tomar medidas más drásticas contra la población, pero rechazó que sea con la implementación de agentes de la Policía Nacional y el Ejército de República Dominicana para que la ciudadanía acate la medida.
“La realización de las pasadas elecciones y la apertura de económica son los factores que han conducida a la ruptura del distanciamiento físico y social, por una indisciplina social de la cual las autoridades no son responsables. Estoy convencido de que esto no es mediante estado de sitio, necesariamente, en un estado democrático que se va a resolver, aunque sí, habrá que tomar medidas más drásticas”, precisó Sánchez Cárdenas.
Expresó que para luchar contra el coronavirus, hay una necesidad que la sociedad asuma una responsabilidad, lo que no ha sido posible por la gran indisciplina social.
Informó que las nuevas medidas, más drásticas, serán anunciadas luego de tratarlas con el presidente Danilo Medina.
Mostró videos donde cientos de personas participan en actividades de manera normal, en Santiago y diversos lugares del gran Santo Domingo, como si nada estuviera pasando.
Atribuyó a la apertura económica y a la realización de las elecciones del pasado cinco de julio, el crecimiento de nuevos casos de coronavirus en el país.
“Esto tiene toda una continuidad y deberá ser un acto de sumatoria de todos los sectores en el cumplimiento de esta misión, cada vez que tenemos esta situación, empiezan los cuestionamientos”, se quejó el funcionario, visiblemente molesto.
Afirmó que las autoridades han estado buscando soluciones a las demandas, porque muchos pacientes son referidos a lugares donde no hay espacios, y luego son transferidos y reubicados.