OPINION: De cuando la Cámara de Diputados le habló por el país

Tomado de almomento.net, Como si cantaran “Mi camino se torna tortuoso”, en la última sesión de la Cámara de Diputados, la oposición que de variopintismo refleja poco, pareció  entonar al unísono ese cántico del intérprete evangelista mexicano Juan Romero, a sabiendas de que cosecharán igual siembra y en el mismo terreno el próximo 5 de julio.
Teniendo como preludio los resultados de una encuesta creíble, el escenario del hemiciclo camaral evidenciaba las más diversas tonalidades la incertidumbre, nerviosismo y debilidad, conscientes que allí se iluminaria todo el espectro político nacional, en el oficialismo comenzaba a ver los resultado de haberse colocado al servicio de la gente en medio de un implacable COVI-19.
En tanto en el mismo escenario, el bloque oficialista, encarnado en el Partido de la Liberación Dominicana, sus principales líderes y fuerzas políticas aliadas, parsimoniosa, daba una extraordinaria demostración de humildad y madurez política, sabedores también, al igual que sus adversarios, que tenían en sus manos la capacidad de mover las fichas hacia una victoria aplastante, si así se lo propusiesen.
Pero aun teniendo todos medios a su favor, el oficialismo actuó como establece el principio bíblico, que además de perdonar, tener que disimular las evidentes condiciones de debilidad de tu adversario, lo que obliga  asumir como postulado el principio de ser humilde ante la victoria, y tender puente de plata ante el enemigo que se repliega.
En momento de ánimo cargado de un poco de anarquía, el presidente Radhamés Camacho llama “voten honorables”, y ante una realidad  incontrastable, parece que interiorizan…la agonía podría durar pocas horas, pero la muerte que les espera se torna  segura…y al advertir la inminencia del agua que sube hasta los orificios por donde exhala la vida…el clamor.
Déjennos tomar un poquito de aire…ayúdennos a disimular lo que nos espera…no sean así… aquellos lejanos tiempos de escuchar, aplaudir y derrotar, murieron juntos con la estrategia de Damocles puesta en el cuello del adversario de golpear arriba y corromper abajo, como precio de seguir viviendo, en muchos casos.
“Tenemos una propuesta, presidente, que esperamos que los colegas de la oposición la asuman. Vamos a aceptar la prórroga de los doce días el estado de emergencia”, anuncia el vocero Gustavo Sánchez.
Y como si fueran camino al patíbulo, desfilan las intervenciones de los voceros de los bloque opositores, previo al escarcea y cabildeo entre ellos mismo tratando de calmar la sed y buscar un auto consuelo en vista de que no les quedaba otro camino que el de alinearse  la sensatez…camino hacia el que se debería transitar, sin que ninguna circunstancia te empuje.
Y en el epitafio, el turno protocolar al micrófono…posiblemente en presencia  uno de los momentos más difíciles, aun con la previa orientaciones sus jefes políticos,  y tomar el micrófono sin saber cómo comenzar, y mucho menos saber cómo terminar.
EL AUTOR es diputado de la provincia de Bahoruco por el PLD y periodista.