Gobierno entrega 10 sistemas de riego por electrobombas en Jimaní y Vicente Noble




Por Ramon Antonio Medina, El Gobierno entregó a través del Instituto Agrario Dominicano (IAD), diez sistemas de riego por electrobombas a 330 productores de Tierra Nueva, Jimaní y de Canoa, Vicente Noble, Barahona, cumpliendo compromisos asumidos durante las Visitas Sorpresa 198, del 11 de marzo de 2018 y la 285, el 2 de febrero de 2020.
Un comunicado 

explica que los productores cultivan en más de 10 mil tareas de tierras plátano, guineo, rulo, yuca, maíz, limón, lechosa, mango, sandía y coco, entre otros rubros agrícolas.

Emilio Toribio Olivo, director general del IAD, entregó y puso en funcionamiento dichos sistemas, destacando el gran empeño que el presidente Danilo Medina tiene para que los pequeños y medianos productores del campo salgan de la pobreza y encuentren el sustento de ellos y sus familias trabajando sus tierras.

Productores de Tierra Nueva, Jimaní, irrigarán más de 6 mil tareas

180 productores del AC-053, Tierra Nueva, Jimaní, recibieron nueve modernos sistemas de riego impulsados por electrobombas que les permitirán incorporar a la producción agrícola 2,206 tareas de guineo, rulo, limón, mango, sandía, entre otros cultivos, garantizándole agua para irrigar más de 6,000 tareas.

Estos pequeños y medianos productores están organizados en la Cooperativa de Agricultores de Servicios Múltiples Tierra Nueva y en la Asociación de Parceleros La Unión Hace la Fuerza, con una carga familiar de 990 miembros.

El director del IAD explicó que la instalación y puesta en funcionamiento incluye el costo de electrificación de las 9 estaciones de bombeo a través de EDESUR y benefician indirectamente 10 parajes del distrito municipal Boca de Cachón (Martin Brunito, José Joaquín Puello, Florida, Tierra Virgen, Pedro Cuevas, Gotro, Las Lajas y Tierra Prieta, con un estimado de 3,300 habitantes.

Permitirá incorporar nuevas áreas a la producción

Dijo que el objetivo principal de estos sistemas es garantizar el agua de reguío a los productores, reactivando la producción agrícola en el asentamiento e incorporar nuevas áreas al cultivo de ciclo corto, para mejorar el nivel socioeconómico de los beneficiarios del proyecto de esta provincia fronteriza.

Toribio Olivo sostuvo que esto dinamizará las actividades productivas y económicas del AC- 053, Tierra Nueva, provocando una mayor rentabilidad en la producción, con la reducción de los costos de operación y una mejoría en la calidad de vida de los productores y sus familias.

25 años de espera

Juliana Méndez (Doña Cuca), agradeció en nombre de los beneficiarios al presidente Danilo Medina: teníamos 25 años esperando y luchando por estas bombas, gracias presidente, usted vino a abrirnos los ojos que los teníamos cerrados.

Durante la entrega de estos sistemas de riego el director estuvo acompañado de la alcaldesa de Tierra Nueva Aracelis Báez; Manuel Echenique, de la Dirección General de Desarrollo Fronterizo; el diputado Pablo Remigio Santana; Ernesto Figueroa de la empresa eléctrica EdeSur, entre otros.

150 productores de Canoa, Vicente Noble beneficiados con sistema de riego

Al hacer entrega del sistema de riego en Canoa el director general del IAD manifestó que  se garantiza el agua a los productores, con el fin de reactivar la producción agrícola en dicha comunidad e incorporar nuevas áreas para la siembra de coco, así como de plátano, guineo, rulo y yuca y otros cultivos de ciclo corto.

Estos agricultores están organizados en la Asociación Agrícola La Esperanza y la Asociación Campesina La Solitaria, con una carga familiar de 900 personas; y cuentan con unas 9,500 tareas.

Detalló el funcionario que unas 6,750 tareas están sembradas principalmente de plátano, guineo, rulo, yuca, coco, entre otros cultivos de ciclo corto y con el sistema que hoy reciben podrán incorporar a la producción 1,700 tareas de coco.

Aumentarán volúmenes de producción

Las comunidades de esta provincia de Barahona que se beneficiarán con este proyecto son Canoa, Palo Alto, Jaquimeyes, Bombita, Vicente Noble, con un estimado de 10,500 habitantes.

“Al poder mojar sus tierras podrán desarrollar el cultivo de coco, aumentar los volúmenes de producción, incrementando los ingresos y el empleo en la zona, al tiempo de agregar valor diversificando e industrializando la producción”, afirmó Toribio Olivo.

Sostuvo que esto permitirá lograr mejores precios en la comercialización, reduciendo la participación de los intermediarios, mejorar el medio ambiente, protegiendo los suelos y las cuencas acuíferas, y contribuir a elevar las condiciones de vida de los parceleros y sus familias.