Ministro de Salud, molesto, dice no está procurando negocios y pide al PRM que le respete

El ministro de Salud Pública reaccionó airado a la denuncia del Partido Revolucionario Moderno de supuestas irregularidades graves detectadas en las licitaciones de compras de esa institución en las que unas 35 fueron  en promedio, 4 horas y 25 minutos entre el momento de la publicación y la presentación de oferta.
El doctor Rafael Sánchez Cárdenas defendió la transparencia con que dijo actúa ese ministerio y además de mandar a estudiar la ley de compras y contrataciones, llamó al partido opositor a presentar evidencias legales, y en cuanto al vocero de la rueda de prensa, Orlando Jorge Mera, sin mencionar su nombre, lo instó a que primero “revise su expediente”.
“Yo puedo comprar Ipsofacto lo que sea necesario si la necesidades de salud así lo ameritan y no estoy violando ninguna ley”, afirmó el ministro al referirse que estado de emergencia nacional por el COVID-19.
“No es verdad que aquí se está patrocinando ilegalidades de ese tipo, es una mala interpretación de la ley lo que se está haciendo”, indicó al señalar que todos los procesos del ministerio están en el portal de compra, y que no sabe de dónde sacan que aquí se está jugando con cosas parecidas
Sánchez Cárdenas reclamó respeto y consideración a la moral ajena. Estamos aquí diariamente de cara a la población  
Asimismo dijo en tono enfático que no está al frente del Ministerio para hacer negocios ni procurando negocios, incluso ha prohibido  el acceso a los comerciantes a las áreas a las cuales tenía acceso libre.