El crimen de Emely fue encubierto por una “amiga”, según familiares

La noche del 14 de noviembre Emely Twomey Acosta iba a dormirse, cuando una amiga suya, la fue a buscar a la casa para ir a pasar la noche en otra vivienda, de la cual tenía llaves.
Ella se fue con la amiga. Y momentos después se escucharon cinco disparos. Tres encontraron su anatomía, uno en el brazo y otros dos en el estómago, los otros dos balazos fueron hacia arriba. El victimario, Melvin Quezada Soto, intentó trancarla en el lugar pero luego la sacó y la dejó abandonada junto a la a “amiga” en la calle 24 del sector Villa Pompa de Sabana Perdida. De allí recibió ayuda y fue trasladada al hospital Ney Arias Lora.
De acuerdo con la tía de Emely Twomey , Marilandy Encarnación, la amiga la fue a buscar diciéndole lo de las llave y ella se fue a dormir allá.
Sin embargo a la familia no le cuadra la versión de la amiga desde que Emely fue herida, pues no les ha contado la verdad hasta el momento.
“Ella nos dijo primero que fue un disparo que se le pegó sin querer, pero fueron tres disparos. Ella la llevó al hospital y cuando le preguntaron por los padres de Emely (en el hospital) ella dijo que la familia no iba a ir para allá”, contó la madre de Emely, Every Acosta.
“Nos habló el seguridad del hospital y él nos dijo que ella actuaba muy raro”. La joven fue detenida por la Policía Nacional para fines de investigación.
Con la tecnología de Blogger.