José González Espinosa deja el PTD; critica cambio de nombre


Santo Domingo.- José Altagracia González Espinosa, conocido por los seudónimos de “Guayubin” y EEduardo María”, es un hombre de mil batallas. Enfrentó el balaguerismo de los 12 años, vivió en la clandestinidad, sufrió persecuciones, arriesgó su vida en la revolución de abril de 1965, fue encarcelado y muchas otras vejaciones por sus ideas libertarias. Hoy tenía la voz queda.
Su voz quebrada, pero firme, es porque veía esfumar el Partido de los Trabajadores Dominicanos (PTD), la organización que él y un puñado de hombres y mujeres con ideas de libertad y generar bienestar para todos y todas, fundaron el 21 de diciembre de 1980, se iba cuan "castillo de naipes".
A poco más de dos meses de cumplir sus 39 años de fundación la organización que por largo tiempo lideró el exsenador por la provincia Barahona, en dos ocasiones en alianza con el Partido Revolucionario Dominicana (PRD), este domingo suprimió las siglas del PTD y pasó a llamarse “La Fuerza del Pueblo”. Servirá de plataforma al expresidente Leonel Fernández que esta noche renunció al Partido de la Liberación Dominicana (PLD).
gonzalezencontraEl veterano líder político tomó distancia de la decisión adoptada por los miembros de su partido, organización de la que prácticamente renunció cuando “agradece haberle acompañado por casi 50 años en la lucha por mejores los intereses y causas del pueblo dominicano.
“Dar un paso de esa naturaleza, en una reunión inmediata, que nos manda a enterrar al Partido de los Trabajadores Dominicanos para servir al presidente de otro partido, no él venir a nosotros, sino para que nosotros borremos al PTD como partido de la República Dominicana”, expuso.
González Espinosa, advirtió a sus compañeros, sin lograr atendieran su llamado, sobre el arriesgado paso, pues a su juicio, debió analizarse bien valorarse el paso dado y no poner en una canasta 50 años de trabajo, un nombre “y un compromiso con la raza inmortal de este país para que se hable de la Fuerza del Pueblo”.
“No es razonable, no es entendible, no refuerza el alma ni la esperanza para venir a él quienes han dividido a su partido, tomar el nuestro y ponernos a trabajar a nosotros como subalternos”, afirmó.
Además, dijo que esa decisión no fue ampliamente discutida por el Partido de los Trabajadores Dominicanos en sus diferentes niveles de dirección que, “puso en duda la honradez y la seriedad nuestra diciéndose que habíamos recibido dinero a cambio”.




Con la tecnología de Blogger.