Pronóstico de Tutiempo.net
Volver la Inicio » » HISTORIA: 2 de Febrero en la Historia de Neiba

HISTORIA: 2 de Febrero en la Historia de Neiba

Tomado del Muro de Vicente Vázquez: 2 de Febrero, de 1863, un grupo de patriotas encabezado por el comandante Cayetano Velázquez, asalta con 50 hombres el cuartel español en Neiba en contra de la anexión a España.
Dos calles de Neiba, llevan los nombres 2 de Febrero, y Cayetano Velázquez, ambas calles hacen esquina en el Barrio La Cuaba.
La Restauración
Revueltas preliminares de 1863.
Neiba.
El clima de malestar que existía en la colonia de Santo Domingo "ya era evidente en los meses de noviembre y diciembre de 1862 cuando los oficiales españoles presentían el estallido de una rebelión en breve plazo". Los informes señalaban la región del Cibao como la más inclinada a rebelarse.
Sin embargo, donde iba a darse la primera rebelión de 1863 no sería en el Cibao sino en el Sur, específicamente en Neiba, perteneciente entonces a la provincia de Azua.
El día 2 de Febrero de 1863. Un grupo de cincuenta hombres, al mando del Comandante Cayetano Velázquez, asaltó el cuartel español de Neiba y redujeron a prisión al jefe militar español, General Domingo Lázala, apoderándose de las municiones y el armamento.
Este levantamiento hizo al Capitán General Felipe Ribero y Lemoine, gobernador de la colonia, movilizar fuerzas de caballería hacia Neiba.
Día 6 de Marzo de 1863. En una reunión celebrada por un grupo de dominicanos en el Municipio Villa Los Almácigos, para ese entonces jurisdicción de la Provincia Dajabón, se decide la revolución que al final estalló en Capotillo, el 16 de agosto de ese año, momento que marca el inicio de la Guerra Restauradora.
Dos calles de Neiba, llevan los nombres 2 de Febrero, y Cayetano Velázquez, ambas calles hacen esquina en el Barrio La Cuaba.
Guerra de la Restauración (1863-1865)
La anexión a España de Isabel II y la posterior guerra para restaurar la República Dominicana, componen uno de los episodios más difíciles y traumáticos de nuestra historia y la de España.
España tenía pocas colonias en América en 1863 así que combatió con todas sus fuerzas para mantener a Cuba, Puerto Rico y Santo Domingo bajo su poder.
España se lanzó a incursionar en esta aventura porque las condiciones internacionales de geopolítica les eran favorables. EEUU se encontraba envuelto en la Guerra de Sececión (1861-1865), del norte contra el sur; Francia invadió a México; España aprovechó entonces y aceptó la oferta que Pedro Santana le hacía.
La guerra en Dominicana tomó un giro popular y su objetivo era sacar a las autoridades y tropas españolas del país. Dos años atrás la situación era muy diferente.
¿Qué motivó la anexión en 1861?
La República Dominicana era un país pobre y con mucha miseria. Las guerras independentistas contra Haití habían destruido la economía. Los gobiernos corruptos y mal administrados de Santana y Báez complicaron más la situación.
El sector dominante de los Hateros, un tipo de ganadero primitivo, estaba perdiendo importancia y poder en la sociedad debido al avance de los Tabaqueros del Cibao. Los Hateros, lidereados por Pedro Santana no entendían como remediar la situación sin perder poder.
Santana comprendió que la única forma de que los hateros mantuvieran el control del estado criollo era integrarlo al estado español, un estado más fuerte, más rico. Es decir, logrando que la República Dominicana fuese una provincia española.
Para ello hicieron creer a una parte de la población de que la miseria sería cosa del pasado. Fue por eso que a pesar de las rebeliones de Neiba, Moca, San Francisco y la expedición de Francisco del Rosario Sánchez que terminó en tragedia; hubo un periodo de más de un año (1861-1863) de relativa paz en el país.
¿Por qué 2 años después los dominicanos rechazaban a los españoles?
Para principios de 1863, la mala administración e imprudencia de las autoridades españolas había agravado la situación económico-social de los dominicanos. Según los historiadores, las causas principales fueron:
• El estado de miseria que no lograba superarse a pesar de las promesas de solución.
• La escasez de dinero debido al lento cambio de la moneda y su devaluación, arruinó a muchos comerciantes, campesinos y tabaqueros.
• La intención de monopolizar desde España el negocio del Tabaco fuente de ingreso de los tabaqueros cibaeños.
• Mayores impuestos a productos no españoles, incluyendo aquellos no producidos en el país ibérico de gran aceptación en el país.
• La creación de nuevos impuestos, como el "impuesto a la carga". Una medida imprudente que empobrecía aún más al pueblo porque encarecía todos los artículos de consumo.
• La discriminación racial y el desprecio como eran tratados todos los dominicanos por los "señores" españoles. El dominicano común desarrolló un rechazo a todo lo que significara nobleza española, debido al resentimiento que provocó el trato despectivo.
• Los grandes privilegios que gozaban los naturales y funcionarios de España en perjuicio de los criollos que se sentían marginados.
• El prestar servicios obligatorios y gratuitos cuando se presentara el ejército español a cualquier finca o conuco campesino.
• Medidas imprudentes para controlar las costumbres dominicanas de la época, como las reuniones de los Francmasones y el control de las galleras (una de las pocas diversiones) también contribuyeron al malestar.
Abandono de las tropas españolas
En España, la guerra estaba demostrando ser extremadamente impopular. En combinación con otras crisis políticas que estaban ocurriendo, que llevaron a la caída del primer ministro español, Leopoldo O'Donnell. El Ministro de Guerra de España ordenó el cese de las operaciones militares en la isla, mientras que el nuevo primer ministro Ramón María Narváez llevó el asunto ante las Cortes Generales.
Las Cortes decidieron que no querían financiar una guerra por un territorio que en realidad no necesitaban, y el 3 de marzo de 1865, la reina Isabel II firmó la anulación de la anexión. El 15 de julio, las tropas españolas abandonaron la isla.
Secuelas
Aunque muchas ciudades dominicanas y la agricultura en todo el país fueron destruidas (a excepción del tabaco) durante la guerra, la Guerra de Restauración trajo un nuevo nivel de orgullo nacional a la República Dominicana. La victoria dominicana también le demostró a los cubanos y puertorriqueños que España podía ser derrotada. Por otro lado, en la política local, el liderazgo durante la guerra se concentró en las manos de pocos caudillos regionales, quienes podían ordenar la lealtad de las regiones. Este sistema de poder político se mantuvo hasta finales del siglo XX.
La política dominicana se mantuvo inestable durante los próximos años. Pimentel fue presidente durante sólo cinco meses antes de ser reemplazado por José María Cabral. Cabral, a su vez fue derrocado por Buenaventura Báez en diciembre de 1865, pero retomó la presidencia en mayo de 1866. Sus negociaciones con los Estados Unidos sobre la posible venta de la tierra alrededor de la Bahía de Samaná resultaron ser tan impopulares que Báez fue capaz de recuperar la presidencia una vez más en 1868.
En las relaciones dentro de la isla, la guerra marcó un nuevo nivel de cooperación entre Haití y la República Dominicana.
Hasta entonces, Haití había considerado la isla de La Española como "indivisible" y había intentado, sin éxito, conquistar la mitad oriental varias veces en el pasado. La guerra obligó a Haití a darse cuenta de que este objetivo era esencialmente inalcanzable, y fue sustituido por años de disputas fronterizas entre los dos países.
El 16 de agosto se conmemora un día de fiesta nacional en la República Dominicana, así como el día que el presidente dominicano es juramentado en su cargo cada cuatro años.

Maraton del Agua en Neiba

Maraton del Agua en Neiba

Publicidad Eco Cafe

Publicidad Eco Cafe

Oliver Comunicaciones

Oliver Comunicaciones

Dile No a la Violencia

Dile No a la Violencia

El Vino de Neiba

El Vino de Neiba
 
Copyright © 2014. Neyba Informativo - Todos los derechos reservados
Director: Ramón Antonio Medina (809-856-5898). ramonmedina7348@gmail.com Neyba,Provincia Bahoruco.